La fuerza que cambiará el sistema con el que opera nuestro planeta, ha sido convocada por Pacto Global desde hace 15 años: la empresa.

No abordaré en estas líneas si ya contamos con una nueva “horma” de profesionales. Quisiera poner sobre la mesa la importancia que debe cobrar para las universidades (en el marco de la Responsabilidad Social Universitaria) el contar con una formación que lleve a comprender que estamos -sea cual sea nuestra profesión- frente a un compromiso con las vidas de los demás (esto pasa el límite de quienes trabajan en ciencias de la salud).

La responsabilidad social se ha definido, redefinido y hasta renombrado, pero quizá uno de sus elementos principales y que se mantienen, es el poder responder por los demás sin que esto signifique de ninguna manera que asumiremos el rol de otros, pero sí entender que todo lo que hagamos afecta al otro. No hay ámbito alguno de la Responsabilidad Social que no tenga que ver con personas (aunque suene obvio y redundante).

Estamos llamados a no abordarlo solamente desde la sensibilidad social, sino desde incentivar que en las aulas, el punto de partida sea la capacidad de leer el principal reto de la Responsabilidad Social: la inequidad (social, económica y ambiental) y sus orígenes (el modelo económico que ha regido con un alto costo humano y ambiental).

Nuevo profesional. Ética Profesional

La economía no es solo para los economistas. La economía la creamos y la vivimos cada día, desde antes de despertar. Esta es la nueva “horma” (sin que suene a producción en serie) con la que debemos enseñar a pensar a nuestros estudiantes y empezar a pensar nosotros mismos, bajo una lógica de proponer desde sus disciplinas (por ajenas que parezcan a lo social o por ajenas que parezcan a lo económico) un nuevo sistema social.

Sin ser experta en economía, en la marcha he ido comprendiendo cómo el entender que la equidad o inequidad son provocadas por nuestra propia dinámica de vida. Es por esto que con convicción podría afirmar que está en manos de los educadores el provocar la capacidad de desafiar lo que hoy nos parece normal.

Anuncios